CENTRIFUGADO

Piezas centrifugadas: Podemos suministrar piezas fundidas por el proceso de centrifugación en diferentes aleaciones (bronces, latones, aluminios, inoxidables, aceros, etc…).

Información del proceso de Fundición centrifugada o centrífuga:

Este proceso de fabricación consiste en depositar una capa de fundición  líquida en un molde  girando a grandes revoluciones, el metal se vierte caliente y fluido en una espiral que se transforma inmediatamente en una capa regular y continua del metal líquido, mantenida  en forma cilíndrica  por las fuerzas de inercia centrifugas creadas por la rotación de la coquilla. Esta fuerza centrífuga que se desarrolla lanza el metal líquido contra las paredes del molde y aumenta su presión, facilitando el llenado de los huecos y la solidificación en este estado. Simultáneamente se refrigera la coquilla por su exterior para absorber el calor y bajar la temperatura de la fundición hasta la temperatura de solidificación. En el curso de su enfriamiento, el metal líquido sufre una contracción térmica progresiva que tiene como efecto una contracción térmica suplementaria del material sólido, que se despega de la coquilla y puede entonces extraerse. Este proceso de fabricación tiene una mayor fiabilidad que piezas de fundición estática, ya que están prácticamente libres de la porosidad del gas y la contracción.

Una de las aplicaciones más interesantes de este proceso de fabricación es el tubo bi-metal, compuesto por dos materiales concéntricos separados y unidos entre sí. Estos tubos pueden ser económicamente utilizados en muchas aplicaciones.